I haven't seen Cora for 74 days, the trans girl I have photographed since she was 7 years old. I thirst for photos. Spring was emptied of promise. I was never very interested in self-portraits until one quarantine afternoon I discovered my face in a mirror. Someone was there. When I turned the camera inward, the questions that Cora had planted in me in recent years sprouted like flowers.

 

Who I am? Who is I"?

What is being myself?

Are there other Gabos possible to travel?

Then I touched the photos and wrote above: "Quarantine day 65. BCN. How much can a body? "

Hace 74 días que no veo a Cora, la niña trans a la que fotografío desde sus 7 años. Tengo sed de fotos. La primavera se vació de promesas. Nunca me interesaron demasiado los autorretratos hasta que una tarde de cuarentena descubrí mi rostro en un espejo. Había alguien allí. Cuando giré la cámara hacia adentro, brotaron como flores las preguntas que Cora había sembrado en mi éstos últimos años. 

¿Quién soy? 

¿Quién es "yo"? 

¿Qué es ser yo misma?

¿Hay otras Gabos posibles de transitar? 

.

 

Luego toqué las fotos y escribí encima: "Cuarentena día 65. BCN. ¿Cuánto puede un cuerpo?"

© 2020 by Gabo Caruso.