Cuando el 14 de marzo inició la cuarentena en España, mi reportaje sobre Cora (9), la niña trans catalana a la que documento desde sus siete años, se vió totalmente interrumpido. Muy pronto comprendí que las videollamadas y capturas de pantalla que hacíamos en linea no alcanzarían para contar sus días aislada y mucho menos para calmar mi sed de fotos. No miento si digo que me sentí tremendamente frustrada. ⠀

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
La mayoría de las personas adultas contábamos con herramientas para procesar lo que estábamos viviendo, pero ¿Y las infancias?
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Cuando caía la noche, y aún abrazada con fuerza a su muñeco Mic, el miedo le impedía conciliar el sueño. Y es que durante la cuarentena, Cora ha dejado de ir al parque a correr y jugar, se ha separado de sus amigas, ha tenido que aprender a estudiar en linea, ha compartido más tiempo con su hermano Marc, se ha ocupado de las tareas cuando su mamá y su papá han estado en aislamiento privadxs de abrazos, y ha experimentado su primer acercamiento a la muerte, la de su abuelita por Covid19. Todo eso en tan solo diez semanas.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Los días siguientes al inicio de la cuarentena, le envié a Cora por correo postal películas instantáneas para su cámara de fotos, con la certeza de que no existía nadie mejor que ella para fotografiar sus días. Cada vez lo siento más fuerte: cuanto más me muevo yo, y más aparece Cora, más se enciende la magia. Nunca me interesó pensar a mis personas retatratadxs como sujetos pasivos de quienes cuento una historia. Pero con la infancia ésto se vuelve aún más importante. Si luchamos por la autonomía de las niñeces, si ponemos en jaque el adultocentrismo, si defendemos su autonomía, darle voz directa me hacía mucho sentido. ⠀

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Asi fue cómo, hace unos días, recibí de ella éste sobre: un auténtico diario visual de cuarentena, sobre aquellos días inciertos que regalaron sus ojos.

De Cora.
Por Cora. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

© 2020 by Gabo Caruso.